martes, 11 de junio de 2013

Escólidos: las avispas del puñal


Entre los insectos más grandes de nuestro país se encuentran los denominados escarabajos longicornes, su nombre común indica a las claras su fisonomía, con unas largas antenas o “cuernos” que a veces son más largos que el propio cuerpo. Los grandes y viejos árboles son las mansiones naturales para las crías de estos animales, que se dedican a horadar su interior excavando galerías y túneles al alimentarse de la madera durante tres o cuatro años hasta que se convierten en adultos.

Más abajo, en el primer piso del árbol, otros colosos de los coleópteros españoles se desenvuelven con mayor soltura. En primer lugar el ciervo volante (Lucanus cervus), un escarabajo de casi 7 cm de longitud, llamado así por su cornamenta parecida a la del gran herbívoro, seguido muy de cerca en tamaño por el escarabajo rinoceronte (Oryctes nasicornis), famoso también por su cuerno nasal. Estos vecinos del bajo, tienen una relación muy especial con los inquilinos del ático, y es que los de la carpintería de arriba dejan caer hacia el exterior todo el serrín y restos resultantes de su quehacer diario.

Es normal ver al pie del árbol la acumulación del serrín entremezclado con la arena y hojas. Pero contrariamente a lo que pueda parecer, el vertido incontrolado de residuos vegetales no supone un problema, al contrario, el ciervo y el rinoceronte en miniatura encuentran en él el caldo de cultivo perfecto en el que se desarrollarán sus grandes larvas durante varios años antes de convertirse en escarabajos adultos. Aunque como veremos, no todo es paz y tranquilidad en esta nuestra comunidad.

Una larva de escarabajo
La Scolia flavifrons es también otro gigante que impresiona aún más, pues se trata de una enorme avispa color negro que alcanza los 6 cm de envergadura, un avispón casi del tamaño de un pulgar. Dada su apariencia intimidadora, lo primero que se nos pasa por la cabeza es el dolor extremo e hinchazón que podría llegar a infligirnos si la comparamos con el que produce cualquier avispa, no obstante, no supone un peligro para el ser humano, pues su aguijón es más bien un eficaz útil quirúrgico destinado a aletargar a sus víctimas. Este es un hecho frecuente entre las avispas cazadoras, que utilizan su aguijón como sutil instrumento de trabajo en lugar de arma de defensa. Por otra parte, para ella no somos relevantes y ante una posible amenaza preferirá huir a no ser que la atosiguemos demasiado. Su interés sólo se centra en los escarabajos, o más bien en sus larvas, y no porque se alimente de las mismas, todo lo contrario, ella lleva una estricta dieta vegetariana a base de polen. Sin embargo, otra cosa es lo que una madre es capaz de hacer por sus hijos, el polen es la mejor sustancia nutritiva de la tierra, pero para hacer crecer a la descendencia se necesitan alimentos más proteínicos.


Scolia flavifrons. El escarabajo de 1,2 cm nos da una idea de su gran tamaño

Así pues, al edificio de madera a veces llegan ocupantes no deseados, pues la escolia ha descubierto que, si escarba con suficiente tino en el serrín enmohecido, terminará encontrando una larva de escarabajo. Una vez hallada, su suerte ya estará echada: la ninfa de escarabajo, a veces igual o más grande que la avispa, intentará evitar que su asaltante acceda a su blanda parte ventral, encogiéndose y contorsionándose, pero la avispa preparará el ataque final dando mordiscos que le hagan perder la postura defensiva, así hasta que consiga picarle en un sitio adecuado, utilizando para ello su aguijón con forma de puñal. La enorme cría de escarabajo quedará atontada por espacio de cinco minutos, tiempo suficiente para colocarle encima una letal carga en forma de huevo debajo del mentón. La escolia adulta dejará tranquila al futuro escarabajo, que, creyendo estar a salvo, seguirá alimentándose del montón de detritus en el que estaba escondida. Pero cuando la cría de avispa eclosione (una especie de oruga sin patas), realizará una espeluznante maniobra al estilo de la película Alien, sólo que a la inversa, penetrando en el cuerpo de la larva y dando cuenta de ella poco a poco. Con el tiempo, una vez devorada la despensa, la cría se transformará en una avispa adulta completamente desarrollada.

La avispa puñal, es de un color negro con matices azules aterciopelados y grandes pelos negros o dorados. Además de por su tamaño, se distingue fácilmente por las cuatro manchas amarillas que tiene en su abdomen, signo inequívoco de “ojo con meterse conmigo”. No debemos confundirla con el típico abejorro negro, más frecuente pero muchísimo más pequeño. Existen otras especies de escólidos muy parecidas, aunque ni de lejos se acercan en tamaño a la imponente flavifrons (o frente color miel, que es lo que significa su apellido). Los machos por el contrario son más pequeños y tienen la cabeza completamente negra.

Otra posible especie de escólido con las antenas anaranjadas

En esta época es cuando se las suele ver más, alimentándose sobre todo en las flores de los cardos, y cuando llegue el momento buscarán a otra pobre larva en la que depositar un huevo. Aprovecharse de las indefensas crías de escarabajo quizás pueda parecernos un tanto cruel, pero si no fuera por ello la población de coleópteros se podría disparar, causando un desequilibrio ecológico que a la postre terminaría por afectarnos. Últimamente los ciervos volantes están en declive, quizás por la poca cantidad de madera en descomposición de hay en nuestro entorno, pero los escólidos pueden adaptarse también a desarrollarse bajo larvas de otros escarabajos menos neutrales que los mencionados aquí. De hecho estas avispas se han utilizado a veces como elemento de control ecológico en la lucha de plagas de coleópteros en otros países.

Scolia flavifrons en un cardo: Detalle de las cuatro manchas amarilla

Esta es la forma de vida de la avispa más grande de toda Europa (sólo superada en tamaño por los agresivos y peligrosos avispones de Japón), un animal poco conocido pero que quizás sea una de las joyas de la corona de nuestros insectos.


Escrito en junio de 2007 en Morón de la Frontera


Licencia Creative Commons
Escólidos: las avispas del puñal por Kamereon se encuentra bajo una Licencia Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-CompartirIgual 3.0 Unported. Basada en una obra en www.almabiologica.com.

15 comentarios:

  1. Hola, hoy he encontrado tres ejemplares muertos de esta avispa en el jardín en el que trabajo.También encontramos frecuentemente larvas de escarabajo rinoceronte. Con tu explicación ahora entiendo lo que está ocurriendo. Muchas gracias.
    las fotos que has puesto son muy bonitas y la forma de escribir muy poética

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por los elogios María . ¿En qué población encontraste las avispas?
      Saludos

      Eliminar
    2. YO TAMBIÉN ME ENCONTRE UNO MUERTO, Y SE ME HIZO MUY HERMOSO POR QUE EN LEON, LA MAYORIA SON AVISPAS NEGRAS O ROJAS.

      NO SE DE DONDE ERES PERO YO SOY DE LEON, gUANJUATO. MEXICO.

      Eliminar
  2. Hola hoy nos hemos encontrado un ejemplar creo de Scolia flavifrons de un tamaño de unos 5 cm, nos ha parecido muy raro y no tengo claro si es esa especie, pues llevo años viviendo en esta zona y no la habia visto nunca. La zona es en la Hoya de Buñol y le hicimos fotografias. Existe algun sitio para enviarlas y que me confirmara alguien la especie pues no somos expertos. Gracias

    ResponderEliminar
  3. Hola, puedes mandarme la si quieres a almabiologica@gmail.com

    A ver sí puedo decirte algo.
    Yo sólo la he visto un par de veces y llevo años dando tumbos por el campo.

    La hoya de Buñol dónde está? Valencia?

    Hola, puedes mandarme la si quieres a almabiologica@gmail.com

    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ESTE FINDE EN ALBAIDA VALENCIA HEMOS VISTO Y FOTOGRAFIADO UNA

      Eliminar
  4. Buenas tardes. Ando obsesionado con ese bicho. El año pasado lo encontró un operario en el Punto Límpio de Umbrete y al acercarnos a verlo acabamos dando un paso atrás. El operario lo liquidó a escobazos entre el miedo y el asombro. Me llevé el cadáver a casa y lo conservo. Me interesé por el animal por sus descripciones y averigüé que no era habitual de esta zona. Al ver que era un parásito de grandes escarabajos pensé que sería un gran remedio contra el "picudo rojo". Hace dos días estuve en Linares en trabajo de campo y vi centenares de este animal entorno a lo que creo que era una genista. No llevaba una buena cámara. Creo que este animal debía de estar protegido y darlo a conocer. Si viene, bienvenido sea. Me pareció pacífico. Mi dirección es jgamore@us.es

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. YO LO ENCONTRE CERCA DE UN TRONCO DE PALMERA MUERTA EN ESTA NO HABIAN PICUDOS HABIA OTRA ESPECIE DE ORUGAS , ME INTERESARIA SABER SI ESTA AVISPA ATACARIA AL PICUDO ROJO

      Eliminar
  5. Estupenda la informacion. Ayer encontre este animal en unas cebollas en flor en miranda de ebro y lo primero que pense al ver la cabeza color butano fue en la avispa asesina de abejas de japon. Hoy sin embargo en la misma huerta tratando de tomar una foto he localizado un ejemplar macho alimentandose de polen lo cual ya me ha hecho dudar de si las diferencias eran por cuestion de castas o como ha resultado ser me estaba confundiendo de especie. Mediante tu articulo se que esta avispa no es el depredador invasor que yo pensaba e incluso me alegrara verla otra vez merodeando por mi zona asi que muchas gracias.

    ResponderEliminar
  6. Hola, buenas tardes. Yo disfruto de una "colonia" de ellas en el campo de Salteras, en Sevilla y me preguntaba si son solitarias o sociales, ya que las veo en grupos de 50 o más! no me asustan los bichos (bióloga de bota soy) y deambulo alrededor de ellas sin acosarlas en busca de una foto ( no se suelen parar en el suelo). Aunque no son peligrosas para nosotros su picadura debe doler, no?
    Son una preciosidad...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenas, perdón por la tardía respuesta. Aunque en principio parecen estar dentro de las familias de avispas solitarias, consulté este tema para asegurarme con una amigo biólogo que estudia a las avispas, confirmándome que efectivamente él también había visto colonias de estas avisoas en Doñana.

      Eliminar
  7. Buenos días, yo he encontrado un ejemplar de esta avispa, ya muerta, en mi jardín , en Simancas (Valladolid). Ha sido una sorpresa para mi, es la primera vez que encuentro un ejemplar de esta espacie por aquí.

    un saludo.

    ResponderEliminar
  8. En mi jardin en bollullos de la mitacion la veo siempre sé que no hacen nada ,pero como se acerque hecho a correr son enormes y el color amarillo vivo con el negro asusta la verdad que es fascinante tener un insecto volador tan grande y caracteristico una vez más no sabemos el tesoro que tenemos!

    ResponderEliminar
  9. Buenos días, hoy yo he encontrado 5 ejemplares de unos 5 cm caminando por los campos de almendros de Altura (Castellón). Y aquí he acabado mientras lo investigaba hahah.
    Muchas gracias por la información, ha sido todo muy descriptivo y fácil de comprender.
    Saludos!

    ResponderEliminar